Reseña: La broma asesina

Diposting oleh : Nickford | Dirilis : 16:48 | Series :

Sonríe perra.

Buenas gente que no entra al Blog (estoy saludando a la totalidad de la Red en siete palabras), con esto de empezar se hace difícil elegir que comentar primero. Ya lo dije en la entrada de Fringe , y eso no va a cambiar pronto. Entonces me quede mirando al vacío blog por unos minutos, fijamente y re-descubrí la sección de cómics, mientras sudaba y me ponía gotas para la vista por no parpadear.

Decidí que la broma asesina era un buen comienzo para meterme en el mundo del murciélago favorito de todos, que entre tantas películas y cameos le gusta a todo friki.  Lo que me gusta de esta historieta es que Batman queda ligado casi a un segundo plano, porque la cosa va del Joker y de sus inicios. Ese mismo payaso maniático y delincuente que le robo el corazón a todos los pequeños niños oscuros de treinta años en Batman: The Dark Knight.

Esa risa siempre se me pega

La Broma Asesina, escrita por Alan Moore e ilustrada magistralmente por Brian Bolland trata sobre el mayor enemigo del vigilante nocturno.

Todo comienza en el sanatorio Arkham, probablemente un día de semana y en horario de visitas, donde vemos a Batman yendo a ver al Joker. No para preguntarle que tal le está resultando la medicación o si alguien ha abusado de él, sino para terminar con todo. Un visita para concluir con aquella enemistad que nadie sabe como comenzó, entre dos personas que desconocen la identidad del otro. Esto es fuerte, si no estuvieran en polos opuestos de la ley podrían irse de birras. Tal vez.

Esto sólo puede concluir con la muerte de Batman o el propio Joker, muy conveniente para el murciélago siendo que el que está en cautiverio es el otro. ¡Ese es mi antiheroe!. Pero no todo sale como el encapuchado había planeado, puesto que el Joker se ha fugado y ha dejado a un pelele-maquillado-random para que converse un rato con Batman en su lugar. Nunca perder la cortesía.

Mientras tanto el prófugo preparara su golpe en una feria de atracciones abandonada. Esto tiene jugo para rato.



Te dije que sonrías...

Tras herir de gravedad a Barbara y secuestrar a su padre, el comisionado Gordon, el Joker se los lleva a su nuevo escondrijo para probar su tesis doctoral: cualquiera en circunstancias traumaticas puede convertirse en un demente pintado de blanco o similares. Experimento que recae sobre el comisionado, torturándolo fuertemente al mostrarle a su hija, ahora paralitica, en diversos juegos sexuales. Mientras paralelamente vemos a modo de flashback los orígenes de nuestro bufón.


Batman llega a la feria enfurecido y cargado de venganza por la humillación que supuso no reconocer al reemplazo de su peor enemigo a primeras. Y para salvar a Gordon y su hija, claro. Durante una serie de trampas por toda la atracción que van molestando más al murciélago, el Joker lo agrede verbalmente diciendo que es un cobarde. Explicándole que él también está como una cabra, pero que se oculta bajo esa máscara con orejitas. 

"Un mal día, es todo lo que separa al mundo del lugar en el que yo habito. Tuviste un mal día y eso te volvió tan loco como a mi, pero.. ¡No lo admites!"

No puedo matarte bati querido (?)


Magistral por parte del bufón. Cuando el Joker tiene a punto caramelo a nuestro justiciero de la noche, haciendo honor a su nombre, no se le ocurre otra cosa que disparar con una pistola de juguete. Luego de darle para que tenga y guarde, Batman ayuda a Joker a incorporarse y le da la oportunidad de rehabilitarse. Este último explica que es muy tarde, que tiene pinturitas para toda la vida y le cuenta un chiste malo al murciélago. 

Tras el pequeño chascarrillo del enemigo, Batman muestra una tímida sonrisa para terminar riendo a mandíbula floja junto a su enemigo. Total que la inmovilidad parcial de Barbara se soluciona con una silla de ruedas y el trauma de Gordon con las sesiones que da la obra social de la policía. Y sino... ¡después veremos, que estoy tentado!.

¿Nos vamos birra?

Luego de esto las onomatopeyas de sus risas llenan una viñeta, se escucha el "Eeeee" de la sirena de policía y vemos a Batman estrangulando a su nemesis. Hermoso.

Aquí se nos dejan ciertas dudas... ¿Terminó el justiciero con todo? o ¿Lo entrego a la ley?

Cualquiera puede suceder, imagino que debería de haberlo matado para redimirse de su risa en medio de tanta tragedia. Aunque bueno, siempre es mejor tomarlo con gracias, que la vida sigue.

Esto también puede darnos la pauta de que Batman tiene tanta cordura como el Joker, sólo que el primero es más inteligente y sabe de que lado estar. Locuras diferentes, que conforman las dos caras de una misma moneda.


Incluso el estrangulamiento es más livianito entre carcajadas
En conclusión: una historia oscura, que desvela un posible pasado del Joker y que situa a Batman como lo que realmente es: Un trastornado que se disfraza de rata voladora para combatir el crimen. Independientemente del bien que haga. Una motivación para el Joker y una ¿última? batalla memorable. Con un final para el recuerdo, que deja tantas dudas como risas al espectador. A mi si me ha dado gracia, ¡No me juzguen!.

¡Saludos!

G+


Portadores de la noche
Portadores de la noche - Copyright © 2014, All rights reserved. Design by iMoechan