COUNTERSPY, Analisis del juego! Guerra Fría, agentes secretos y una interesante estética conforman este título de sigilo y acción.

Diposting oleh : Unknown | Dirilis : 10:33 | Series : , , , , ,




INFORMACIÓN DEL JUEGO
PLATAFORMA
PS4 / PS3 / PS VITA
DISTRIBUIDOR
SCE
COMPAÑÍA
DINAMIGHTY
FECHA DE LANZAMIENTO
19/08/2014


En los papeles, Counterspy incluye todos los elementos necesarios para convertirse en uno de los tapados de esta temporada: un guión simpático que gira alrededor del gastado conflicto bélico entre la Unión Soviética y los Estados Unidos (aquí Socialistas e Imperialistas, respectivamente), una ambientación impecable que se sostiene en un atractivo marco audiovisual, y mecánicas que mezclan acción y sigilo sobre la promesa de niveles generados al azar. Sin embargo, el título del debutante estudio Dynamighty (compuesto por ex-empleados de Lucas Arts y Pixar), pierde la frescura inicial demasiado rápido.
Una secuencia de apertura digna del mejor James Bond nos da la bienvenida a un mundo que más tiene que ver con El Superagente 86, que con el mítico espía de Ian Fleming. Asumimos el control de un agente de C.O.U.N.T.E.R, una organización sin fronteras cuyo objetivo es sabotear a las dos naciones enfrentadas, que amenazan con destruir la luna con sus misiles y mandar a nuestro planeta al caño.
La estructura de misiones es la parte más interesante de Counterspy. A pesar de sus claras diferencias, sorpresivamente tanto Socialistas como Imperialistas comparten los mismos planos de misiles, rutas, frecuencias y códigos de lanzamiento, por lo que no hay un orden definido ni una secuencia preestablecida para los aleatorios niveles. Qué nación decidamos atacar dependerá tanto de los elementos que podamos encontrar en su base –especificados en la pantalla de selección–, como del Nivel de Alerta (DEFCON) de cada una.




El DEFCON es un “reloj del fin del mundo” independiente de cada facción que se mantiene de misión a misión, lo que significa que eventualmente nos encontraremos en la encrucijada entre los beneficios de atacar una de las bases, y el riesgo que conlleva. Aumenta progresivamente cuando somos detectados o morimos, y desciende cuando tomamos de rehén a un oficial, terminamos un nivel o utilizamos una fórmula (uno de los modificadores) en particular.
El mayor problema de Counterspy es que aunque la primera hora de juego es divertida y fresca en su estructura, no ofrece ningún incentivo real para continuar jugándolo después de notar que los niveles aleatorios están compuestos por una cantidad limitada de estructuras que repiten una y otra vez, y que los objetos ocultos dentro de ellos son verdaderamente irrelevantes e innecesarios para terminar el juego – que dura apenas un par de horas. Además, la oportunidad de interpretar a un verdadero espía queda trunca cuando nos damos cuenta que es virtualmente imposible terminar los niveles sin matar a al menos un soldado. El factor sigilo cuelga los botines cuando llegamos a una arena en la que necesariamente tendremos que recurrir a las balas para poder pasar la puerta que nos lleve al siguiente (y ya conocido) pasillo.
Los enfrentamientos también son mucho más atractivos en la teoría que en la práctica: cuando el personaje se cubre detrás de algún elemento en pantalla, la cámara cambia la perspectiva para ponerse en nuestra espalda y ofrecer una verdadera experiencia de disparo en tercera persona. Sin embargo, los enemigos son bastante poco inteligentes y rápidamente cualquier balacera se convierte en una galería de tiros de la que es muy difícil no salir airoso.
Algunas ideas interesantes le ponen un poco de sabor a la repetición: las tablas de puntuación mundial se utilizan dentro de los niveles, y cuando superamos el puntaje del jugador que se encuentra inmediatamente encima nuestro, el juego nos informará antes de comenzar la siguiente misión, que un espía enemigo –el jugador en cuestión– cayó en acción en esa base, y podemos saquear su cuerpo inerte – que generalmente estará oculto dentro del nivel.
A nivel técnico el juego es una delicia para los ojo y oídos, con colores vibrantes, una ambientación excelente y una banda de sonido llena de melodías sacadas directamente de las series de los años sesenta; sin embargo, la prometedora secuencia inicial no hace más que potenciar el mal trago que resulta el inerte cierre.

G+


Portadores de la noche
Portadores de la noche - Copyright © 2014, All rights reserved. Design by iMoechan